domingo, 5 de septiembre de 2010

Jonás Schneider: Los dobleces de una vida que baila en el Hospital del Barros Luco (Parte V y VI)

El hombre detrás de Jonás

imageSe acerca la tarde. Los horarios de visita ya terminaron. La familia de Jonás continúa reunida en el pasillo de informaciones. Poco rato después llega un hombre que saluda a todos los familiares de Jonás. Ellos salen a encontrarlo y le reprochan su demora. Es su padre: Mario Schneider.

Mario dice que es descendiente alemán, que todos sus antepasados lo fueron. Que su apellido no es por casualidad, aunque cualquiera diría que es mentira. Es de baja estatura, moreno, piel arrugada, ojos rojos, mirada tranquila. Pregunta por su hijo, pero ya no puede ingresar a verlo. Llegó muy tarde.

Jonás, antes de que se enterara de su estado de salud, pasó alrededor de tres meses en Porto Alegre, Brasil, junto a su novia Karin Krause, una brasileña que conoció en Chile y con quien pretendía casarse y formar una familia.


252 miembros, entre familiares, admiradores y amigos, lo saludan a través de un grupo de Facebook llamado "Jonás Schneider Flores Fans del Mundo". Preparan cadenas de oraciones en su nombre, siempre con la esperanza de que esta historia que comienza en el Barros Luco termine en los escenarios del Pub La otra Puerta, del Barrio Bellavista, lugar en el que solía actuar, cantar y bailar como el doble de Chayanne.

En la calle la gente ya lo reconocía por sus apariciones en televisión. Lo saludaban. Le pedían autógrafos. Mario está orgulloso de su hijo, y también contento, porque da cuenta de que todo su esfuerzo valió la pena. Ya no pasaba inadvertido, ahora era el doble oficial del cantante puertorriqueño. Pero él sabe que su hijo sufría por tener siempre patente su doble.

Jonás y su doble: el último encuentro


imageJonás continúa recuperándose, descansa en medio de cuatro paredes blancas y aprieta fuerte la mano de su padre cuando éste lo va a visitar, como una señal de que lo está escuchando y de que nota su presencia. Los ojos de Mario brillan cuando reconoce que su hijo lucha día a día por mantenerse con vida. Pero Jonás es un abanico de posibilidades, y él lo sabe muy bien.

Si los dobles construyen su fama a costa de los verdaderos artistas y cargan con la disyuntiva de darse a conocer por sus propios méritos, Jonás no debe ser uno de ellos, o al menos, no debe ser cualquier doble.

El reloj del estrecho pasillo de informaciones marca la hora. Se hace tarde. Ya no queda casi nadie, el sol se esconde, se acerca la noche y los integrantes de la familia de Jonás comienzan a levantarse de sus asientos. María Flores junto a su tía, cuyo nombre nunca se supo, camina hasta la escalera que lleva a la salida. Mario, antes de retirarse, se da media vuelta y observa que sólo quedan un par de desconocidos sentados en las sillas del pasillo, el mismo que hace tres horas atrás estaba abarrotado de gente.

image
Un funcionario del hospital avisa en voz alta a los pocos presentes que ya es hora de retirarse, pues el horario de visitas terminó. Mario no se mueve. Antes de dar media vuelta y salir, fija su mirada hacia el fondo del pasillo de Tratamientos Intensivos, donde permanece acostado su hijo, Jonás Schneider Flores, sumergido en una lucha por ser alguna vez su propia manifestación, por ser lo que quería haber sido y que nunca pudo ser, por abandonar a Chayanne, en definitiva, y ser él, solamente él. Qué lucha debe ser ésa. Ahora, con sus vestimentas de servicios de enfermos de la UTI, puede demostrarlo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

saludos...bellisima la publicacion, te lo agradezco de corazon, me emociono mil leerla....te felicito...soy tania fernanda cadagan, a quien haces alusion en la ultima parte, de hecho hasta una fotografia nuestra con jonas colocaste.....un abrazo y gracias denuevo

Esteban Acuña Venegas dijo...

Tanía, ha pasado un mes desde que me escribiste acá. Acabo de ver el mensaje. Me da mucho gusto que lo hayas visto, y que te haya gustado. Yo hablé con muchos de los familiares de Jonas en el Hospital Barros Lucos, con todos los que hago alusión en el artículo. No sé si ellos aún se acuerdan de ese día en que estuve allá. Me gustaría que le mostraras este trabajo, que me costó muchos esfuerzo y que, de hecho, quedé en mostrarselos cuando estuviera terminado, pero perdí el contacto con ellos. Un abrazo y muchos saludos. Espero tener noticias de Jonás. A mí también me gustaría que él lo leyera.
Saludos.

LILIANA DE MENDOZA dijo...

LEO ESTE COMENTARIO DE MI AMIGO JONAS SCHNEIDER FLORES QUIEN ES MAS QUE EL DOBLE DE CHAYANNE,MUCHO MAS,ES UN HOMBRE MARAVILLOSO,UN PAPA EXCELENTE A QUIEN QUIRO MUCHO,VINO A MENDOZA HACER SHOWS Y FUE BIENVENIDO AUN ESTA VACIO ESE LUGAR,AUN LO ESPERAMOS ,Y YO ESPERO MAS LA RECUPERACION DE EL,QUE TRAS YA TANTO TIEMPO SIN SABER NDA ESTOY MUY TRISTE,QUISIERA SABER DE EL,COMO ESTA HOY

Rodrigo Sotomayor dijo...

Hola, quiero felicitarte por tu trabajo, gracias por recordarnos a nuestro Negro amigo. Lo único que te agregaría es que en Porto Alegre sí estuvo con su novia, pero se llamaba Karin Krause, una brasileña que conoció en Chile, ella es con quien pretendía casarse y formar una familia. Saludos

FANS CLUB OFICIAL CHAYANNE UN CONQUISTADOR CHILE dijo...

aqui presentes como mas que las fans de chayanne fuimos amigos el fue nuestro apoyo en muchas ocasiones dios sabe que la historia no se borra y los momentos compartidos tampoco , dios protegelo y recuerda jonas tu amigas del fans club chayanne un conquistador chile te queremos y recordamos siempre grande negro¡¡¡¡y feliz cumpleños 38 hoy ya lo celebraras como dios mANDA